Saltar al contenido

¿Qué es el HDMI?

Los cables HDMI se han convertido en imprescindibles para llevar la mejor calidad de video y audio a la televisión o al monitor del ordenador. En este post te decimos qué es el HDMI, para qué sirve y qué tipos de cables hay de esta conexión.

HDMI, un estándar de alta definición

HDMI es un estándar de conexión de video digital que permite obtener video de alta definición (HD) en pantallas de televisión y monitores de ordenador. Además, también puede transportar audio, de manera que con un solo cable puedes recibir tanto imagen como sonido.

En la actualidad, es la forma más fácil de conseguir una conexión de video de la máxima calidad entre monitores y televisiones, y los equipos y dispositivos que puedes conectar a estas pantallas: ordenadores, videoconsolas, reproductores de Blu-ray o DVD, etc.

El estándar es definido por el HDMI forum, un grupo de decenas de empresas de tecnología. En este foro hay todo tipo de empresas: Intel, Samsung, Nvidia, Microsoft, Netflix, etc.

El significado de la sigla es High-Definition Multimedia Interface. Es decir, Interficie para/de Multimedia de Alta Definición.

Tipos de cable HDMI
Los tres cables HDMI más comunes en el hogar y en la oficina: tipos A, C y D.

Tipos de HDMI según el tamaño de la conexión

Para empezar, hay cinco tipos de tamaño de los conectores.

  • Tipo A: estándar
  • Tipo B: Dual-Link, que no se utiliza en ningún producto de gran consumo
  • Tipo C: Mini
  • Tipo D: Micro
  • Tipo E: Automotive Connection System, sobre todo desarrollado para el uso en vehículos

En la mayor parte de usos en el hogar y en la oficina, los cables que vas a utilizar son los tipos A (estándar), C (Mini) y D (Micro)

Además de por el tamaño, estos cables también se pueden clasificar por la velocidad, es decir, por el máximo de ancho de banda que el cable puede transportar.

  • Standard
  • High-Speed
  • Ultra High-Speed
HDMI Ultra High-Speed
Cable HDMI Ultra High-Speed, según el consorcio HDMI

Versiones de HDMI

Estos cables tienen ocho versiones, que soportan diferentes funcionalidades y resoluciones de imagen.

Primeras generaciones

  • HDMI 1.0. Versión lanzada en 2002 para dar paso a una nueva etapa digital. Se trata de la primera generación de conexión HDMI. Permitía un resolución máxima de 1080p en anchos de banda de 60 Hz.
  • HDMI 1.1. Del 2004. Añadió soporte para el estándar DVD Audio.
  • HDMI 1.2. En el mercado desde 2005. Con soporte para los formatos de video de los ordenadores. Incorporó el soporte para One Bit Audio, utilizado por los Super Audio CDs.
  • HDMI 1.3. Versión del 2006. Fue un avance significativo, con soporte para mayores resoluciones de video y de frecuencia de imagen (1080p a 120 Hz y 1440p a 60 Hz), profundidades de color (hasta 48 bits, o 16 bits por canal de color) y frecuencias de muestreo de audio (hasta 192 kHz).

Hasta la resolución 10K y el ancho de banda de 48 Gbps

  • HDMI 1.4. Del año 2009. Añadió soporte para video 3D, Ethernet (canal Ethernet entre los dos aparatos conectados) y resoluciones de video 4K (hasta 4096×2160 a 24 Hz).
  • HDMI 2.0. Versión estrenada en 2013. Incorporó soporte para video 4K a frecuencias más altas: 4096×2160 a 60 Hz. Multiplicó por 2 el ancho de banda, hasta 18 Gbps.
  • HDMI 2.1. Generación de 2017. Con soporte para resolución de 8K a 120 Hz, y 4K a 120 Hz. Incorporó resoluciones de hasta 10K a 120 Hz. Añadió la función de Dynamic HDR (ajuste de HDR frame a frame). Ancho de banda de hasta 48 Gbps.
  • HDMI 2.1a. Versión lanzada en 2022 (febrero). Actualización menor, que añadió el sistema Source-Based Tone Mapping (SBTM). El SBTM permite que el dispositivo fuente envíe una señal de video que saque el máximo provecho a la capacidad HDR de la pantalla que recibe la señal.

¿Por qué usar HDMI?

Antes de esta tecnología, la gente tendía a conectar los equipos de video a sus televisiones y monitores con conexiones de video analógicas, como video compuesto o por componentes, o VGA.

Con los dispositivos más modernos, los cables HDMI permite una calidad de video más clara y precisa

Las televisiones más recientes facilitan mucho las cosas con estas conexiones.

Cuando se trata de un ordenador, hay más opciones, como USB-C, Thunderbolt o DisplayPort. Al final, tienes que decidirte por la conexión para la que tengas cables que te ofrezca la máxima calidad de imagen.