Saltar al contenido

12 consejos para ahorrar tinta de impresora

¿Quieres gastar menos tinta cuando imprimes? Te damos 12 consejos para consumir menos tinta y para reducir el presupuesto en cartuchos y tóneres de impresora.

Imprime solo documentos esenciales

No imprimas todos los documentos digitales que pasen por tu ordenador.

Es verdad que la paperless office, o la oficina sin papeles, es un objetivo utópico, porque siempre habrá que imprimir algún documento.

En todo caso, la oficina sin papeles (o la oficina en casa sin papeles), es un ideal que hay que perseguir. Vivimos en una era digital en la que es innecesario imprimir correos electrónicos, facturas o todo tipo de documentos digitales que manipulamos a lo largo del día.

En lugar de gastar tinta o tóner de forma innecesaria, generando copias (en papel) redundantes, intenta mantener todos o casi todos tus archivos digitales tal cual, es decir, en formato digital. ¡No los imprimas!

¿Es necesario imprimir gráficos e imágenes? Si imprimes sin imágenes, ahorrarás tinta

¿Puedes eliminar las imágenes del archivo a imprimir?

Lo de la oficina sin papeles está muy bien, pero resulta que ahora tienes que imprimir un documento. Sí o sí, necesitas una copia en papel. En ese caso, es bueno que estudies el diseño, la composición y el tipo de elementos que aparecen en ese archivo. El objetivo final es reducir la mancha de tinta del documento en cuestión, lo que te va a permitir ahorrar cartucho o tóner.

  • ¿Puedes quitar algunas o todas las imágenes del documento? Las imágenes consumen mucha más tinta que el texto. En el caso de quieras imprimir un artículo extraído de Internet, es muy probable que las imágenes te aporten poco, por lo que vas a poder prescindir de todas ellas, o de casi todas.
  • ¿La plantilla de Word es eficiente en términos de consumo de impresión? Prescinde de plantillas de Word que se apoyen en exceso en colores oscuros. Es mejor un diseño minimalista: que el documento respire, que haya blanco. Por otro lado, la legibilidad de tu texto lo agradecerá.

Revisa el documento sobre pantalla para evitar imprimirlo con errores

Revisa a fondo el documento antes de imprimir

Muchos documentos impresos acaban siendo descartados porque no los has revisado de forma concienzuda. Así, solo adviertes los errores cuando tienes la copia impresa en tus manos.

Lo ideal es revisar sobre pantalla, las veces que sea necesario, los documentos que tengas que imprimir para entregar. Esta labor de revisión y de edición te permite advertir errores a la hora de teclear (mistypings), faltas de ortografía, frases que no se entienden, palabras ausentes, equivocaciones de formato, etc.

Para evitar un consumo innecesario de tinta y de papel, repásate de forma meticulosa los textos que desees imprimir (sobre todo si deben ser presentados a un tercero, en el ámbito profesional o académico)

Imprime en calidad borrador o modo ahorro

Siempre y cuando no se trate de un documento profesional que exija la mayor calidad de impresión, opta por el modo calidad borrador o modo ahorro. No solo vas a gastar menos tinta, sino que, además, el proceso de impresión va a ser más rápido.

Elige la impresión en blanco y negro

Si tienes una impresora de color y sueles imprimir los textos en color negro, si eliges la opción de imprimir en blanco y negro puedes contribuir a alargar la vida del cartucho de tinta o del tóner.

Ten en cuenta que, además del negro, la tinta y el tóner de color también se utilizan en la producción de los textos y las imágenes en blanco y negro. Sin embargo, no hace falta que sea así. Sea como sea, el resultado de tirar del color para imprimir páginas en blanco y negro es que haces un gasto innecesario de los consumibles de color.

Te puedes preguntar: el negro resultante de utilizar solo el consumible con tinta negra, ¿es de la misma calidad que el negro que sale de cartuchos de color y negro? La respuesta es que no, pero tampoco lo vas a notar mucho.

La Century Gothic es una fuente muy legible que gasta poca tinta
La Century Gothic es una fuente muy legible que gasta menos tinta que muchas otras tipografías.

Cambia la fuente para gastar menos tinta

Es probable que tengas una fuente favorita para crear tus textos digitales, y para la impresión que pueda derivarse de esos escritos. Pues bien, deberías saber que algunas tipografías consumen más tinta que otras.

En 2014, un adolescente de 14 años consiguió llevar este debate a los grandes medios de Estados Unidos. Suvir Mirchandani, que así se llamaba el chico, calculó que si las escuelas estadounidenses cambiaban la fuente de impresión por una más eficiente en términos de consumo de tinta, se podía ahorrar unos 370 millones de dólares al año. Hizo los cálculos extrapolando los ahorros que se podían conseguir en su distrito escolar. Propuso cambiar la Times New Roman por la Garamond.

La magnitud del ahorro de tinta se demostró más tarde que no era tanto, pero lo cierto es que aquel estudiante tenía algo de razón. Y es que se ha demostrado que hay fuentes que gastan más tinta que otras. A modo de ejemplo, la Century Gothic gasta un 30% menos de tinta que la Arial, y se trata de una de las fuentes más eficientes.

Ignora el aviso de que hay poca tinta

Cuando el cartucho tiene poca tinta, te saldrá un mensaje avisándote de esa escasez. Este aviso puede ser útil, pero no para que cambies el cartucho al momento, porque tu consumible podría guardar tinta para muchas más impresiones de calidad.

Eso sí, cuando recibas el aviso, intenta tener recambios a mano, pero no cambies cartucho o tóner hasta que notes un descenso notable en la calidad de las impresiones.

Mantén la impresora encendida si vas a imprimir a lo largo del día

¿Día de muchas impresiones? No apagues la impresora

Cada vez que enciendes una impresora láser de color, consumes un poco de tóner a efectos de mantenimiento. Si vas a ir imprimiendo documentos a lo largo del día con un equipo de estas características, no apagues la impresora a cada momento.

Utiliza cartuchos de calidad

Los cartuchos de calidad proporcionan un mejor rendimiento y permiten obtener un mayor número de copias impresas hasta vaciarse. Por tanto, es bueno optar por cartuchos originales o por cartuchos compatibles que aseguren una calidad similar.

Tu bolsillo agradecerá la opción del consumible compatible. Pero recuerda: debes asegurarte de que la calidad es parecida a la que te da el cartucho original

Compra una impresora de calidad

Debes encontrar el equilibro adecuado entre precio razonable y eficiencia en el consumo. Los equipos más básicos, son buenos para el bolsillo a corto plazo, pero a largo plazo van a ofrecer un rendimiento más volátil, una peor calidad de impresión y un mayor gasto comparado de consumible.

Si eres sensible tanto al precio como al rendimiento, apuesta por una impresora de rango medio

Un buen mantenimiento de la impresora ayuda a consumir menos tinta

Haz mantenimiento de la impresora

Como ocurre con cualquier equipo, es recomendable hacer una limpieza y mantenimiento periódicos. Si tienes un impresora para tu actividad profesional, es probable que tu proveedor se encargue de esta rutina. Si la impresora está a tu cuidado, en Internet puedes encontrar sencillas guías para hacer este mantenimiento por tu cuenta.

Cartuchos de tinta

Cartuchos XL y packs de cartuchos

Este consejo es ajeno a la eficiencia en el consumo de tinta, y tiene más que ver con una inteligente táctica a la hora de comprar consumibles para así dedicar menos dinero a este capítulo de gasto. Para conseguir un cartucho o un tóner a mejor precio, fíjate en las opciones XL. Son cartuchos más caros por unidad de consumible, pero también son más grandes. El coste por página sensiblemente más bajo al de un cartucho estándar. También hay packs que reducen la factura total en tinta.