Saltar al contenido

Panorama: Google, contra las cuerdas

google_416x416El videojuego, que a tantos escépticos y críticos ha congregado desde sus inicios, gana respetabilidad y mercado. Hace ya un tiempo que su volumen de facturación mundial es mayor que el del cine. Esta semana hemos sabido que «el Departamento de Educación de Estados Unidos ha visto en la posible incorporación de los videojuegos en el plan de estudios una excelente oportunidad de reinventar la educación, modernizándola y acercándola más a los estudiantes». Nos lo cuentan en Muycomputer.com. Por supuesto, esta propuesta se circunscribe al empleo de juegos educativos, pero en todo caso podemos decir que los prejuicios van desapareciendo y se comienza a confiar en los beneficios sociales de un hábito de ocio muy demonizado en el pasado.

Y seguimos escribiendo sobre gaming. Adslzone.net titula que Los juegos en PC están más vivos que nunca. «La noticia que conocimos ayer acerca del récord batido por Grand Theft Auto V en Steam al lograr el mayor número de usuarios conectados al servicio de Valve en el primer día del juego, pone de manifiesto que los juegos para ordenador gozan de una gran salud y que esta plataforma está recuperando un trono que había perdido frente a las videoconsolas». Ello quiere decir que hay mucha gente que sigue planificando la compra de su ordenador de sobremesa teniendo en cuenta los requisitos que piden los juegos de PC. En este artículo, Adslzone.net vuelve, por enésima vez, al «eterno debate» sobre si es mejor jugar en PC o en consola.

Durante estos últimos días, una de las informaciones más importantes en el mundo tecnológico ha sido la estrecha vigilancia a que la Unión Europea ha sometido al buscador Google por abuso de posición dominante. Es decir, la cuota de mercado de la empresa estadounidense sería demasiado alta, lo que abriría la puerta al deterioro de la libre competencia y al funcionamiento negativo del mercado de las búsquedas online para los intereses del consumidor. Elpais.com analiza las claves de esta ofensiva, la mayor que tiene que afrontar Google en su historia.